Saltar al contenido

Significado de la palabra Fiao

Dentro del dialecto venezolano se ha vuelto común escuchar la palabra»Fiao» aunque gramaticalmente esta mal escrita, es una de las tantas palabras que se han modificado por los venezolanos.

Es una expresión que se hizo popular en todo el territorio, adoptando un significado único en las ciudades venezolanas. Forma parte de los vocablos que solo nosotros entendemos, los cuales se han vuelto parte de nuestra identidad nacional. Y con lo que nos podemos comunicar a diario con cualquier paisano.

Definamos la palabra «Fiao»

Pedir fiao en venezuela se trata de solicitar un pequeño crédito en un comercio o bodega de plena confianza. Esta es una costumbre arraigada en los pueblos venezolanos que se usaba hace bastantes años atrás. Los dueños de negocios, bodegas o ventas de víveres le daban la facilidad a las personas de pagar lo que compraban al final de cada mes.

Cuando se pedía algo fiao era porque el solicitante no tenia el dinero completo para cancelar al momento. Los comerciantes anotaban en una lista o cuaderno los productos y el monto que se llevaba el solicitante. Cada fin de mes los deudores debían cancelarle al bodeguero la deuda para así poder volver a solicitar algo fiado.

Con el tiempo este tipo de crédito venezolano fue dejando de existir. Debido a que los solicitantes duraban mucho tiempo para cancelar la deuda o peor aún nunca la pagaban. Esto originó que los dueños de los comercios no volvieran a dar fiao a más nadie, ya que con esa fiadera daba inicio al quiebre de sus negocios.

Es importante resaltar que esta palabra se emplea en varios países de latinoamérica recibiendo la misma connotación que acá en venezuela.

Algo «fiao» algo regalado

Este término se acuñó principalmente en los pueblos donde las personas no cuentan con una estabilidad económica. Permitiendo que esas personas adquirieran lo que necesitaban y lo pagaban al finalizar el mes.

Sin embargo muchas personas nunca cancelaban el día que correspondía, siendo esto una perdida para los comercios. Es decir la mercancía quedaba prácticamente regalada.

Por esta razón muchos negocios venezolanos se han dado a la tarea de colocar un aviso en su local con el siguiente refrán: «Hoy no fío, mañana sí». Esto lo hacen con el obtivo de que la clientela tenga claro que no se fía en ese local, por lo que tendrá que pagar al contado todo lo que consuma o se lleve.