Saltar al contenido

Significado de la palabra Guácala

El habla Venezolano es algo que nos distingue del resto del mundo, pero la palabra «Guácala» se usa aquí y varios paises.

Guácala en Venezuela

Mas que una palabra es una expresión onomatopeyica que implica ciertos gestos en el rostro y otras partes del cuerpo.

La palabra hace denotar lo desagradable que puede llegar a ser algo o alguien, al punto de querer vomitar.

Este término se emplea cuando hay desagrado hacia una cosa que viste, oiste u oliste y esto te causa asco.

Mayormente se emplea cuando nos repugna una comida solo con verla. De igual manera cuando alguien dice algo verdaderamente asqueroso y haces aquel gesto de que eso no te agrada.

Suele ser sustituida por la palabra «Fuchi» lo que viene a significar lo mismo dentro del dialecto Venezolano.

¿Cómo nace la palabra Guácala?

La propia palabra es en sí bastante onomatopéyica, por lo que se dice que proviene de guacal o gualcada se pasó a guácala como exclamación para expresar asco.

Con frecuencia el contenido de los guacales después de su uso es agua sucia. Esta agua solían lanzarlas por las puertas hacia la calle y quienes pasaban y sin mucha suerte podía recibir esa «guacalada».

Ejemplos del uso del vocablo Guácala

  • Cuando un viejo verde se busea a una muchacha y depaso la piropea. ¡Esto da ascooo!
  • Si vas en una buseta y tienes que olerte el sudor, violín, los peos y el mal olor de la boca. ¡Es algo muy desagradable y causa fuchi!.
  • Si ves una mujer con las axilas todas peludas usando una blusa sin mangas. ¡Que desagradable!
  • Cuando una persona se saca los mocos delante de ti. Si un niño esta todo lleno de mocos.
  • Tambien puede ser cuando ves a alguien vomitando.
  • Algún mal olor putrefacto que detectes y eso te cause asco o desagrado.

Estos son solo algunos de los ejemplos mas cotidianos que nos encontramos y que nos causan rechazo hacia eso.

Cabe mencionar que la palabra Guácala ya no se usa mucho. Es mas utilizada por las personas mayores o cuando vamos a tratar con los niños para decirles que algo esta cochino o sucio.