Saltar al contenido

Significado de la palabra Guarapo

El vocablo Guarapo se encuentra dentro del diccionario de la jerga venezolana. Es muy utilizada por los  padres, abuelos o personas mayores de todo el país.

En este post queremos compartir con ustedes el significado exacto de la palabra y los sinónimos con los que se le conoce.

¿De dónde nace la palabra Guarapo?

 El nacimiento de esta palabra tiene un posible origen en las islas canarias, conociendo anteriormente en el norte de África. El término se empezó a acuñar en México cuando unos indígenas comenzarón a elaborar una bebida fermentada. De esta manera se originó la industrialización de la cerveza en colombia.

Desde ese entonces en surámerica se ha vuelto popular esta palabra. En venezuela recibe muchas connotaciones iniciando como una bebida del jugo de caña, empleandose tambien para referirse al guayoyo.

Definición del vocablo Guarapo

Este término es empleado en su mayoría por personas de las zonas llaneras del territorio nacional. Se fue expandiendo hacía las ciudades para referirse al café o guayoyo que se prepara en las mañanas o tardes en los hogares venezolanos.

Se le llama guarapo a aquella bebida a base de café puro con azúcar, pero que al momento de colarlo queda claro. Es decir, no es un café amargo como se acostumbra a tomar. Sin embargo hay quienes le dicen así al café bien sea amargo, oscuro o claro con un sabor suave.

También se emplea dicho vocablo cuando alguien tiene los ojos aguados con ganas de llorar. Otra connotación es para hacer referencia a que ya no tiene ánimos o ganas de hacer tal cosa, en ese caso decimos “se me enfrío el guarapo”.

Existe el guarapo de caña el cual es preparado con caña de azúcar como bebida refrescante a la cual también le agregan una panela de papelón.

Expresiones más comunes con el término guarapo

Dentro de nuestro lenguaje solemos usar esta palabra con mucha frecuencia cuando queremos tomar café. Ejemplos de frases o expresiones con este término.

  • Monta un guarapo para darle a “fulano”.
  • Hace falta como un guarapito.
  • María tenía los ojos aguarapaos.
  • Ya no haré ejercicios, se me enfrío el guarapo.

En las carreteras venezolanas es normal encontrarse con vendedores de guarapos de caña, con un típico termo y vasos desechables.