Saltar al contenido

Significado de la palabra Carajito

A quien no le han dicho alguna vez carajito!! pues sí, como buen venezolano esta palabra es icono de nuestra infancia.

¿Por qué decimos carajito y no niño o muchachito?

Su origen se desconoce pero, aquí en Venezuela fue es un termino tan criollo que es insignia de nuestro habla.

Para el diccionario de la real academia española, lo define como: una persona que aun esta en la niñez.

Los venezolanos poseemos la peculiaridad de utilizarla para darle sentido a sus diferentes sinónimos:

  1. niño: es para una persona entre los 3 a 12 años que es inteligente y de buena educación.
  2. muchachito: aplicado para los que trabajan en la calle que no tienen ningún grado de instrucción, son los que limpian zapatos y piden dinero en las esquinas.
  3. carajito: es todo aquel niñito que siempre esta inquieto, no presta atención, grita y no respeta.

Es por ello, que si existe un termino dedicado a los más pequeños de la casa y no tan pequeños es este de carajito.

De este modo, hacemos referencia a los niños que por alguna razón les cae bien este calificativo. y que me diga un padre venezolano si su niño no jode.

Desde otro sentido, entre adultos, esta palabra hace mención a alguien de menor edad que nosotros. utilizando frases como: !eres un carajito para esa mujer!.

En otro orden de ideas, también hace alusión cuando indicamos a una persona que ya va siendo hora de madurar.

Sinónimos que nos permiten apreciar el concepto vivo de esta palabra tenemos:

  • piyuelo.
  • mocoso.
  • tripon.
  • pelao.
  • infante.

Algunas frases comunes de la palabra carajito.

  1. !Naguara, ese pelao si es inquieto!
  2. !Ese niñito me tiene los pelos de punta con tanta brincadera!
  3. !Adrián es un mocoso, no hace caso!
  4. !Deberías hacer un cambio en tu manera de pensar, tienes algo de edad ya!
  5. !Los muchachitos se la pasan en la esquina pidiendo!

Lo cierto es que, para nosotros los venezolanos el carisma e ingenio de tener ocurrencias que definan la realidad hacen parte de nuestra cultura.

Del mismo modo, que para Venezuela, en Honduras, República Dominicana y Argentina es un termino coloquial.