Saltar al contenido

Significado de la Expresión Tengo la Lengua de Corbata.

Así como hay palabras que solo entendemos los venezolanos. También existen diferentes refranes y expresiones que son características de este maravilloso país. En esta ocasión te traemos la expresión Tengo la Lengua de Corbata. La cual es muy popular, sobre todo para los padres y abuelos venezolanos. Entérese por qué, en este artículo.

Lo que quiere decir:

Tengo la lengua de Corbata

Quizás de manera literal, esta expresión pueda parecer un poco agresiva. Pero cuando un venezolano dice que tiene la lengua de Corbata; se refiere a que ya ha hablando hasta el cansancio y no consigue que le presten la atención que necesita en un determinado tema.

Significado de la Expresión Tengo la Lengua de Corbata.

Esta expresión representa una figura literaria que exagera en decir que ya se le ha alargado la lengua de tanto hablar, a tal punto de parecer una corbata.

Esta es una especie de hipérbole que demuestra el cansancio  y frustración que puede desarrollar una persona al no conseguir alcanzar el propósito de sus palabras.

Modos de uso de la frase Tengo la lengua de Corbata

Esta es una frase que suelen utilizar mucho, las madres y lo padres en Venezuela cuando están hablando con sus hijos y estos hacen caso omiso de lo que escuchan. Ejemplo: “Mijo tengo la lengua de corbata, de tanto decirle que no llegue tan tarde a la casa”.

Es decir se utiliza como una expresión que demuestra; molestia, cansancio, descontento. Por lo tanto cualquier persona que se sienta en descontento por que no lo escuchan puede decir sin ningún problema que tiene la lengua de corbata.

Conoce sinónimos o expresiones similares:

Para que puedes comprender mejor el significado de esta expresión tan popular en Venezuela, te dejamos algunos términos parecidos o sinónimos:

  • Ya he hablando hasta el cansancio.
  • Estoy cansado(a) de tanto hablar.
  • Hablo y nadie me escucha.
  • Todos hacen caso omiso de mis palabras.
  • Se hacen los sordos.
  • Ignoran mis palabras.
  • No me obedecen